Inicio > CronicaS > Avatares de mi nariz

Avatares de mi nariz

Algunas ciudades no huelen, huelen poco o huelen circunstancial o esporadicamente. Digamos Buenos Aires, la Costanera… bueno la sur podemos decir que mayormente huele a choripan (y las ganas que me dan de un buen choripan solo al escribirlo!!); en cambio la norte, si obviamos algun que otro puestongo de chori al paso, huele mas que nada a acacias, sobretodo en primavera, cuando la avenida queda enteramente amarillo-naranjosa y, al paso de los bondis, las florcitas bailan ‘la danza del cao de escape’. Pero, insisto, esto es solo en determinada epoca del ao, dia de la semana u horario. New York huele preferibemente igual que sus inmensos tachos de basura, especialmente el subte y mas particularmente al sur y norte del Central Park. Y Venecia (tanto como para tener tres ejemplos porque me gustan mas tres que dos), bueno no se necesita ir a Venecia para saber lo aromaticos que se ponen sus canales en los dias de verano!
Hasta aqui ciudades que huelen a veces. Singapore no, esta ciudad no da descanso al olfato! Y olor a que pueden tener las calles de Singapore..? Si, a comida! Estes donde estes, camines por donde camines a cualquier hora, hay olor a comida. No es que respete alguna clase de clasica estratificacion alimentaria, para nada! A la hora del desayuno, cuando vos venis con el remanente sabor a cafe, zas! Olor a sopa de fideos con tofu saliendo de algun local! y no es solo en las calles… nuestra ventana del comedor es vecina a la columna de ventanas de las cocinas de los deptos vecinos, esto puede convertirse en una tortura en dos sentidos: a veces nos dan ganas de ir a golpear la puerta del que cocina, plato en mano, en una forma de autoinvitacion. Y otras, bueno hay otras que estamos con el mate, como ahora, y viene olor a ajo, guiso, fritanga, ajo, ajo y mas ajo, como ahora.
Ni las zonas ‘neutrales’ se salvan! En el subte no se puede comer ni tomar nada… al fin un lugar sin olor! No no, nada dice la prohibicion acerca de llevar comida; y claro, por mucho container termico que le pongan el olor se escapa lo mismo.
Veran, las mas de las veces el tema pasa desapercibido, de hecho pase mas de dos meses sin ‘darme cuenta’ del asunto. Ahora, basto apenas un olorin para pensar: que invasivo, tanto olor! Y listo, mi consciencia se apodero de los aromas callejeros… Fue cuando distingui que hay dos o tres olores que no me gustan y que, aunque sea una tarea dificil, tengo que evitar que lleguen a mi nariz.

Ya volvere con mas sentidos.

Categorías:CronicaS
  1. Noel
    junio 27, 2005 a las 2:14 am

    Bueno no te quejes tanto que igual es mejor el olor a comida sobre todo el del ajo que el olor a los tachos de New York, o no? eso si yo viviria comiendo! Olor a salamin no hay?

  2. San
    junio 27, 2005 a las 7:13 am

    Ja, mira vos, para mi New York no huele a basura sino a comida, comida y mas comida… (sera por eso que me gusta tanto esa maldita ciudad?).

    Per respecto de Baires, me parece que a nosotros no nos huele taaaanto por costumbre, pero te cuento una aneda: cuando vino mi ahijada a Baires, que habia sido criada a unos 8 kms del Bolson (o sea, el medio de la nada, pero con aire bastante puro, sospecho), tendria unos 11 aos y le pregunte que onda Buenos Aires. Y estaba fascinada con un monton de cosas, pero una de las primeras cosas que me dijo es “lo que no me gusta es como huele”. Cuando le pregunte como olia, ella me dijo que era una mezcla agria y fuerte de comida, con perfumes de la gente y basura…. o sea… yo JURO que yo eso no lo huelo (y ahora cada vez que vuelvo a Baires, muero por oler el smog, los caos de escape, etc etc)…creo que estamos acostumbradas al olor basico y reconocemos el choripan cuando aparece, pero Baires seguro que tiene su olor solo que como la tonada, nunca reconocemos el propio, no???

  3. Lai
    junio 27, 2005 a las 8:36 am

    Para mi cada ciudad huele de forma particular, pero es verdad que los olores culinarios se detectan con mas facilidad. A mi el microcentro me piquetea de olores vomitivos por ejemplo. Y recuerdo que Londres en primavera olia a patos y ropa vieja.
    Dicen los que dicen saber que saben, que el olfato es el sentido que mas rapido se satura, asi que no desesperen que ya le van a encontrar el sabor al mate con ajo.

  4. junio 27, 2005 a las 3:41 pm

    Es como el olor de la casa propia, nunca nunca le sentis el olor y los invitados siempre tratan de explicarte a que huele.

  5. sylvie
    junio 29, 2005 a las 8:36 pm

    estoy un poco mareada con toda esta tecnologia a su disposicion, ahora…de bruta, que es un blog?, pero me parece buenisima la idea de este site, pero vio…….si no me le ponen un poco de color y fotitos…….jajaja, que le voy a hacer…..no puedo evitar ser arquitecta. Ah, by the way……me parece que hice este comentario en cualquier lado, no?, bueno, les mando un beso.

  6. Maria Elisa
    julio 7, 2005 a las 9:41 pm

    Yo te aseguro que en materia de olores no recomiendo lode JCPAZ y me gustaria estar oliendo los de Venecia, Singapur, N. York o hasta Paris. Besos Besos

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: