Inicio > CronicaS > El menu de la barbacoa y otras menudencias

El menu de la barbacoa y otras menudencias

Los invitados llegaron en dos tandas, la primera escasamente integrada por una pareja y la segunda, bueno ahi me perdi en la cuenta porque eran muchas chinitas y sus acompaniantes. Se hicieron las presentaciones pertinentes… mucho nombre corto que lamentablemente olvide al instante. La manada oriental revoloteo por ahi haciendo no se que cosas hasta que se fueron a jugar al tenis o a nadar. Se quedaron: El Vee (para mi es L.V. pero parece que no es asi, y tampoco se como se escribe), Mei (la remolcadora) y la chinita remolcada, que no recuerdo como se llama, preparando cosas tales como: bananas envueltas en panceta (ven por que no se lo puede nombrar otra cosa que no sea barbacoa, y esto es solo el comienzo!), papas y batatas con manteca envueltas en papel de aluminio y algo que parecian chorizos pero que a la hora de hincarle el diente era mas bien como una salchicha dulzona. Hasta aca los preparativos. Porque claro, todo lo demas lo traia un catering! Asi que ahi se fueron ellas tambien a hacer algun deporte.
Mientras tanto al lado de la misera parrillita de, como mucho 50x30cm, Paulo prendia el fuego, ayudado por tres o cuatro invitados que no paraban de tirar unos cosos autoprendedores de fuego (sacrilegos! eso y echarle alcohol de quemar es lo mismo), con lo cual Paulo resigno la propiedad de la parrilla para pasarsela no a uno, sino a todos los invitados que no paraban de meter mano, cosos autoprendedores y tiraban indiscriminadamente lo que encontraban en las fuentes del catering. Y que traian las fuentes del catering? Salchichas pinchadas en largos escarbadientes, satay de pollo, alitas de pollo, langostinos, verduras, choclos, trozos de pescado ultra picante (estos ultimos envueltos en mas papel de aluminio) y otah (lo mejor de la BBQ lejos, aunque picoso picoso para mi paladar). Sandy trajo unos fideos con cosas y un curry vegetariano que picaba como la mierda, que duro hasta el martes siguiente! En lugar de las tipicas ensaladas del asado portenio, los acompaniantes aqui fueron unas rodajas de pepinos, y unos cubos de arroz hervido super compacto, todo para meter en la salsa del satay, que es medio dulzona y tiene mucho mani. Paulo habia prometido hacer unas pizzas a la parrilla asi que ahi fueron un par.
Hasta aqui el QUE. Ahora el COMO: caotico. Como dije antes todo el mundo en la parrilla, las fuentes iban y venian de la mesa a la parrilla con cosas, todos comiendo por cualquier lado, nunca hubo mas de tres sentados a la mesa. El CON QUE es triste: te frio… verde de jazmin o de crisantemos o de limon, todos dulcisimos. A la hora de la pizza me parecio que era suficiente y marche pronta a la compra de unas Tiger.
Asi fue la velada, que empezo temprano claro, tipo 19hs y termino cuando termmanos de comer. Con el ultimo bocado empezaron a levantar campamento… pero eso ya lo sabiamos, aca la sobremesa no existe.
Asi que marchamos al depto a hacer la repartija de todo lo que habia sobrado y comer el postre (tiramisu). Ahi, en la repartija, fue cuando, para delicia de Paulo, nos dejaron todo el curry; que o se come pronto o se pudre rapido porque tiene leche de coco.
De las menundecias… que decir, Lulu y yo estabamos con los ojos como dos huevos viendo a tanta gente ir y venir por la casa, sacar cosas de las bolsas y bolsos, meterse en el banio (esta es la parte que menos le gusto a Lulu porque ese banio es donde esta su banio y ponia cara de querer cobrar peaje), salir con otra vestimenta, y esas cuestiones. Pero lo que mas me sorprendio fue la parte en la que se mete un pequenio individuo de unos 5 o 6 anios y sin cerrar la puerta decide que el mejor lugar para mear es la baniadera, aha pienso yo, y de la mejor manera le digo: don’t, don’t do it there! Pensando que en una de esas la madre saldria correndo a ver que era lo que no se podia hacer ahi. Pues no, con muuuuucha parsimonia se levanto, dejo que su hijo terminara de mearnos la baniera (que es mas bien un cubiculo, porque no tiene el artefacto baniera pero si las dimensiones) y luego se limito a abrir la ducha y dejar que el agua corriera. Aha, pense yo de nuevo, tratando de recordar si nos quedaba pinolux! Y agradeciendo claro que al nene no se le hubiera dado por lo segundo. Para la proxima me aprendo en chinoca como decir ‘no haga eso’, en una de esas es una cuestion de idiomas, que se yo.
Pero estuvo bueno, no algo que uno desearia repetir a la brevedad, claro. Pero caotico, meado, y ahumado (porque a Paulo no se le fue el oror a grasa de la cabeza sino hasta el tercer banio y muuuuuuuuucho shampoo), de todas maneras estuvo divertido.

Categorías:CronicaS
  1. celeste
    agosto 18, 2005 a las 3:14 am

    Y si la proxima probas, con un buen tono de enojada, Pendejo de M…eso no se hace ahi, camine a mear a su casa…..(por ahi es mas facil y rapido que aprender chinoca)

  2. Celeste
    agosto 18, 2005 a las 3:42 am

    TE PUSISTE LA POLLERA NARANJA!!!!!????
    Me encanto!

  3. Majo
    agosto 20, 2005 a las 11:00 am

    Que lindo todo!!!
    Y que linda la barbecue se parece bastante a la parrilla argentina.
    Con que hacen el fuego?

  4. lai
    agosto 22, 2005 a las 2:41 am

    Que linda comilona se mandaron. No entiendo por que todo va a la parrilla con aluminio, pero bue, tampoco entiendo chino asi que debe venir por ahi la mano.
    Al nio meon proxima vez, vuelo directo sin escalas por el balcon, y cualquier inconveniente con su progenitora lo atribuis a un malentendido cultural =P

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: