Inicio > CronicaS > La isla de los monos – Parte Tres. Fuga de la isla de los monos

La isla de los monos – Parte Tres. Fuga de la isla de los monos

Tercer y ultimo dia en Kuching (que creo que no lo dije, significa “Ciudad de gatos”, no se confundan que gatos vimos pocos, parece que los tiene todos Gerardo S).
Volvimos a levantarnos bien temprano (despues de todo, al dia anterior le dimos franco a las 9 de la noche), y nos fuimos para el ultimo parque que nos quedaba por conocer: Semonggoh, o mas bien un centro de rehabilitacion para Orang-Utanes. Este parque, bastante chico, es una reserva donde se llevan Orangutanes de todo el mundo que han sido domesticados y se les ensea a sobrevivir en la selva.
Luego de los dos dias anteriores, esto fue apenas un recreo, ya que lo mas interesante es llegar a las 9 de la maana para el horario de alimentacion de los monos.
Radin, nuestro taxista de lujo nos paso a buscar tempranito y nos alcanzo hasta el parque, al que llegamos alrededor de las ocho y media, casi los primeros. Bueno, no tanto los primeros ya entre las cinco o seis personas que estaban alli ya se habia acercado una oranguntana con su cria que no podia esperar a las nueve para desayunar. Mientras la madre esperaba pacientemente, el pequeo indio que tenia por hijo jugaba de rama en rama (siempre bajo la mirada atenta de la madre, que le reclamo que mire a los dos lados antes de cruzar de arbol), haciendo las delicias de la panfleteada. A continuacion llego una familia china EXTREMADAMENTE ruidosa que puso los nervios de punta a toda la comitiva, ya que querian atraer la atencion de los orangutanes a grito pelado. Cuando ya se hacian las nueve, otra madre Oranguntana se nos acerco. Esta ultima, mas canchera ya en las lides de domar humanos, no tuvo ningun reparo en bajar hasta donde estabamos nosotros, pero igual nos advirtieron los guardias que no nos acerquemos ya que como estan con sus hijos pueden malinterpretar un gesto amable y arrancarte la mano de un mordisco. Antes de que podamos traducirle a la familia china que lo que dijo el guardia era que se le podian hacer caricias al monito, repitio lo mismo en mandarin y nos arruino la broma. Pero mientras todos estaban embobados con la oranguntana comiendo, nosotros encontramos mas divertidas las evoluciones del monito de la otra orangutana, que iba de arbol en arbol haciendo monerias, y ahi fue que vimos que se nos acercaban mas orangutanes de todos lados! Estabamos siendo rodeados por una mala version del planeta de los simios! Afortunadamente, nada malo sucedio y los 5 o 6 que habian venido no se interesaron en nosotros sino en la fruta que les ofrecian los cuidadores. Todo esto paso ANTES del desayuno, que se hacia en otro lado, mas en medio de la selva selvatica, que donde estabamos era mas bien algo parecido a un patio de colegio, asi que nuestras expectativas por ver mas accion moneril estaban altas. Asi que en cuanto nos dieron la orden, fuimos muy entusiasmados hasta la plataforma de observacion. Cuando llegamos nos esperaba un solo Orangutan, enorme y peinado al medio, que elegia las mejores frutas del monton y poso generoso para las fotos. Despues se aburrio y se fue. Cuando ya nos estabamos aburriendo nosotros, llego otro, que ni si sento a comer. Agarro algunas frutas, nos miro, hizo una pose graciosa (habra pensado ‘algo deberia hacer para ganarme esta banana’) y se fue. Y eso fue todo! Sono decepcionante? Un poco lo fue (al menos yo esperaba una marejada de monos), pero asi y todo pasamos un gran momento.
Ya se acercaba el mediodia y nos quedaban solo unas horas mas en Kuching, y como el tiempo no nos daba para hacer nada mas, salimos a caminar por la ciudad, por su mercado de domingo y por la costanera, que como todas las costaneras del mundo fueron creadas unicamente para tomar cerveza mirando el rio. Por supuesto que no ibamos a oponer resistencia a la tradicion y nos despedimos de Borneo de esa manera, con dos chops helados y brindando por la ciudad de los gatos!

Categorías:CronicaS
  1. Agustina
    mayo 19, 2006 a las 10:48 pm

    Bueno, menos mal que no habia tantos gatos sino yo a Kuching yo no podria ir. Y los pudieron tocar a los monos? no les tiraron el pelo? si no te tiran del pelo no vale la pena ni siquiera ir a verlos…

  2. Agustina
    mayo 19, 2006 a las 10:49 pm

    Bueno, menos mal que no habia tantos gatos sino a Kuching yo no podria ir. Y los pudieron tocar a los monos? no les tiraron el pelo? si no te tiran del pelo no vale la pena ni siquiera ir a verlos…

  3. Celeste
    mayo 20, 2006 a las 3:22 am

    Agus, esas cosas te pasan solamente a vos, los monos no tiran de los pelos a la gente, a no ser que seas Agustina, y eran monos araas, te acordas?
    Muy lindo el relato, el mono peinado al medio, ademas tenia chichon en la frente. Y la viborita verde, tambien estaba disfrutando del espectaculo moneril?
    Entre tanto pelo no se divisa al bebe, son medios coloradones esos orang utanes, no?

  4. Juancho
    mayo 20, 2006 a las 5:08 am

    Lucas tiene una vibora parecida a esa!! bah, tiene dos.

    “Get your paws off me, you damn filthy ape!”

  5. anaines
    mayo 20, 2006 a las 7:40 am

    Eso se llama tener pelo de mono!!!!y la cara parece careta de goma-muy lindo el relato de la maana en la isla,y me gust el desenlace en el atardecer.-
    veo que estan muy stresados.-

  6. juanagus
    mayo 21, 2006 a las 12:06 am

    Falto la foto de Tarzan y Jane tomando cerveza en la costanera.

  7. Noel
    mayo 22, 2006 a las 1:00 am

    Estan re lindas esas fotos!! dan re ganas de tocarlos esos monitos!

  8. Agustina
    mayo 22, 2006 a las 10:44 pm

    Que balance que tienen los orangutanes…me gusto el bebito.

  9. Griselda
    mayo 28, 2006 a las 11:44 am

    Como andan los Politti-Molinaro???
    Acabo de descubrir esta cosa tan extraa para mi muy parecida a un diario (o que se yo). lO curioso es que no se si se me es permitida la utilizacion de este medio, pero a mi no me importa, la aprovecho para volver a verlos. Gua gua, te extrao amiga. Pero ya falta poquito…
    Ahora tengo como saber en que andan, si necesidad de decirte: “mandame una foto, contame algo, bla bla bla. Tambien me entero de la vida de Paulo, que por cierto, yo fui una de las que se olvido de tu cumple. Odra me dijo cuando era pero despues me olvide de la fecha y, por supuesto de ecribirte. Ah! muy graciosa la hazaa de cortarte el pelo con la chinoca gangosa.
    BUeno, los voy a estar siguiendo y prometo no hablar mucho de Malena (ya que desde que nacio, es el centro de mi mundo y de mis comentarios). No ven? lo hice otra vez!
    Un abrazo enorme para los dos y amiga: te extrao y te quiero mucho!!! gua gua gua…
    Besos. Griselda.

  10. octubre 7, 2009 a las 10:02 pm

    putos

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: