Inicio > Sin categoría > Provocador

Provocador

Como soy un irreverente, lo digo con una remera

“A nadie le gusta un vegetariano”

Categorías:Sin categoría
  1. marzo 13, 2007 a las 1:54 pm

    No se puede ver la foto….pero si la remera dice lo que tradujiste abajo avisame donde la compraste que a Frank le gustaria una.

  2. Angie
    marzo 13, 2007 a las 3:09 pm

    Y peor los vegetarianos fundamentalistas. Que te tratan de convertir.

  3. marzo 13, 2007 a las 10:37 pm

    Como puede andar esa gente tan pancha por el mundo sin haber comido jamas un choripan o una milanga????

  4. Noel
    marzo 14, 2007 a las 2:11 am

    Ehh no tengo nada que decir pero no quiero que despues digan que no tienen noticias mias!! Benja es hermoso! Es que lo extraño tanto todos los dias!

  5. marzo 14, 2007 a las 1:21 pm

    Una semana en casa, un vegetariano más.

  6. juanagus
    marzo 14, 2007 a las 8:33 pm

    Pobre Paula, no sabe lo que se pierde , un pechito de cerdo , un choripan, unas tripas gordas y que decir de unos chinchulines,y un riñoncito .. mejor no sigo que se me hace agua la boca. Grande BOCA

  7. marzo 15, 2007 a las 1:18 am

    Esto se torna cada vez mas surrealista…

  8. marzo 15, 2007 a las 1:35 pm

    che, yo no se porque no puedo ver la foto. me la mandas a mi yahoo? please…

  9. marzo 16, 2007 a las 12:06 am

    morir sin la dicha de haber probado un chorigol?!?! JAMAS! lo que me lleva a la sig pregunta: que comen los vegetarianos al salir de la cancha… pasto?

  10. Valentina
    enero 4, 2008 a las 7:44 pm

    “Como puede andar esa gente tan pancha por el mundo sin haber comido jamas un choripan o una milanga???? ”
    Como respuesta a este tipo de preguntas , les pregunto yo a ustedes

    “Como puede andar la gente tan pancha financiando la muerte ? Como puede pensar la gente que una milanesa de carne (porke si las hay vegetarianas,y muy variadas) , o un “choripan”, pueden compararse con el placer de tener una conciencia limpia, de saber que uno no hace daño por hacer y nada mas, de respetar la vida de los seres sintientes,de ser justos, de cuestionarse y no pensar infantilmente creyendo que algo qe me gusta es lo que esta bien, y no prefiriendo mis placeres individuales si estos cuestan vidas que no merecen morir solo porke un choripan sea rico?”
    Eso me pregunto yo, espero me respondan. O mejor dicho, se respondan. Yo naci en una familia omnivora, y consumi carne. Cuando comenze a cuestionarme las cosas, y me cuestione si estaba bien comer carne o no, y me di cuenta que no hay necesidad de hacer daño, de hacer sufrir,me hice vegetariana. Estuve de los dos lados, y definitivamente,les digo, que ninguna hamburgesa, milanesa de carne, o cualkier otro cadaver es mas placentero que la trankilidad del alma. Ustedes ven ke alimentan. Y, en todo caso, aunque quisieran alimentar el cuerpo,lo estan haciedno mal si creen que hacen una dieta sana. Entonces..si comer carne es malo para la salud, es malo para el alma, es mala para los animales que sufren muertes innesesarias y dolorosas..porque comen carne? Acaso se cuestionan porque actuan? Piensen en colectivo..seguro muchas veces se quejaron de como esta el mundo..nunca pensaron que el mundo esta asi porque en vez de razonar, de cuestionarse, de preferir siempre lo mas justo, actua,los humanos actuan y nada mas? Donde esta la racionalidad que tanto amamos del ser humano?
    Cuando un monton de personas, en algun momento del pasado, comenzaron a hablar de RACISMO, de la igualdad entre las razas, de la injusticia del esclavismo, aquellas personas que no quisieron cuestionarse, trataron a las que si como “fundamentalistas, que quieren convertir” , cambiar las cosas que se tenian como evidentes obvias. Lo mismo paso con el sexismo , y la igualdad entre los sexos. Nosotros somos vegetarianos porque no somos especistas, y tenemos solidas razones cientificas y filsoficas como para hablar de la igualdad entre especies sintientes (que poseen sistema nervioso central), y como para estar en contra de la discriminacion moral de los individuos por su condicion biologica. Muchos de ustedes, probablemnte no son racistas o sexistas porque han nacido una epoca en que se tiene como obvio que los humanos independientemente de la raza o el sexo estamos en igualdad de condiciones.Si huebiran nacido unos siglos atras..es previsible ver de que lado hubieran estado. Una pregunta abre una ruptura en el ser de lo interrogado. Aceptemos, hay una fisrua en esta forma de pensar, hace siglos se sugirió la idea de la igualdad entre las especies, y hoy es cada vez mas universal..porqe la ceguera no puede durar mucho mas…el mundo no fue siempre asi, aceptemos que debemos evolucionar para una mejor convivencia.
    Sean ustedes mismos, el cambio que desean ver en los demas.
    Con mucho amor.
    Valentina.

  11. Valentina
    enero 4, 2008 a las 7:58 pm

    Posdata : Les recomiendo algunas paginas,y les dejo informacion para asi conocen, y luego si, critican .

    http://www.proyectopv.org/1-verdad/nocomercarne4.htm

    …………………………………………………………….

    El ser en el mundo: por los derechos animales
    Cecilia Salinas

    Comprender y asumir los derechos de los animales como parte de la vida cotidiana es menos complejo de lo que parece. Sin embargo, cada vez que se anuncian los tres derechos básicos: vida, libertad y trato sin crueldad, comienza un sinnúmero de objeciones, la mayoría enmarcadas en el velo de una simplista visión antropomórfica del mundo, que ha sido en gran medida la que nos ha llevado a la acelerada destrucción del medio ambiente.

    Los seres humanos les hemos otorgado a los animales obligaciones crueles y absurdas, a tal punto de convertirlos en mercancías. Hemos lucrado con la muerte y el dolor de manera irresponsable y egoísta: todo animal no humano es discriminado por ser distinto (especismo), lo que les excluye del goce de cualquier tipo de derecho. Se argumenta que la supremacía del ser humano sobre las especies está justificada en la razón, pero si esto fuera cierto, la deforestación, el sobrecalentamiento global y las millones de especies en extinción no serían una realidad inminente, y en algunos casos, irreversible. Si la razón conduce al bien o a la verdad, entonces no la hemos utilizado al hacerle el mal a los animales, pues al dañarlos recíprocamente nos hemos dañado. Literalmente hemos eliminado la vida a cambio de industrias y un montón de necesidades insulsas, el saldo refleja la muerte pero no la agonía. No hay acto que dé cuenta de ese simio que fue separado de sus padres asesinados a machetazos, no hay sombra del coyote que hambriento vio morir a su manada en un hábitat cada vez más reducido e inhóspito, ni tampoco existe el eco de todos los animales masacrados en las industrias cárnicas y peleteras.

    Nuestro comportamiento evoca la enajenación de una especie que ha olvidado su relación con el mundo. El ser no está solo -como señala Heidegger- es un “ser en el mundo”, es decir, no sólo ocupa un lugar en él sino que también forma parte activa de él. La responsabilidad de habitar en el mundo debe contemplar al otro, pero ni siquiera somos capaces de sentir afinidad con aquellos que poseen un sistema nervioso central como garantía de estímulos nerviosos, y por ende, de dolor.

    Si la fundamentacion de la ética debe estar replanteándose constantemente -como señala Luis Villoro: “las creencias deben ser constantemente cuestionadas”, nada nos debería impedir reconsiderar al otro, a ese al que hemos nulificado, al esclavo, al diferente, porque hoy más que nunca merece la mirada atenta.

    Ahora bien, si lo que ha primado en el hombre es la carencia de razón a cambio de un mundo que exige con apremio la inmediatez, entonces la pregunta por el ser en el mundo ha quedado desplazada. Los valores que definen al hombre lo han destruído, pues en busca de comida ha devastado selvas para que pasten animales domésticos y almacena cadáveres (de los cuales sólo se consumirán menos de la mitad) en refrigeradores que consumen enormes cantidades de energía eléctrica (sobrecalentamiento global). El ser humano ha hecho de su hábitat un almacén de basura, muerte y pobreza, donde los ricos son cada vez más ricos y los pobres a su vez más pobres. Pareciera que lo importante no es construir un hábitat sino destruirlo.

    Para comenzar a ser en el mundo, debemos respetar los tres derechos básicos de los animales: omitir alguno o hacer excepciones invalida la construcción y nos lleva a caminos erróneos. Si tomamos como referencia a Kant – que coteja el carácter universal de la bondad o la maldad de una acción- veremos el sentido de la propuesta anterior: si una acción es mala, lo es bajo cualquier circunstancia. Aceptar una excepción -en este caso, en los derechos animales- implicaría aceptar las condiciones del mundo en la determinación de la voluntad, y por lo tanto la heteronomía de la ley moral (si está mal mentir no vale ninguna mentira, ni la mentira piadosa ni la mentira como algo necesario para evitar un mal mayor). Siguiendo con Kant, “el deber por el deber” implica que debemos actuar conforme a lo que hemos acordado que es bueno, pero no sólo para la especie humana. Si nuestra satisfacción está en llevar la piel de un animal, un abrigo de lana, asistir a un espectáculo circense o taurino o experimentar con animales, entonces estamos anteponiendo nuestro dominio especista.

    …………………………………………………………….

    Preguntas más frecuentes.

    1- El vegetarianismo es una decisión personal, ¿por qué está tratando de imponerlo a todos los demás?
    Desde un punto de vista moral, las acciones que lastiman a otros no son cuestiones de decisión personal. El asesinato, el maltrato de menores y la crueldad hacia los animales son todas conductas inmorales. Hoy en día nuestra sociedad fomenta comer carne y las crueldades de las granjas industriales, pero la historia enseña que la sociedad alguna vez fomentó la esclavitud, el trabajo de niños y muchas otras prácticas que hoy en día son reconocidas mundialmente como erróneas.

    2- Los animales enjaulados en granjas industriales o en laboratorios nunca han conocido algo diferente, entonces no sufren tanto, ¿verdad?
    El hecho de que a los animales se les impide realizar los comportamientos instintivos más básicos les causa un tremendo sufrimiento. Hasta los animales enjaulados desde su nacimiento necesitan moverse, asearse, estirar sus miembros o alas y ejercitarse. Los animales acostumbrados a vivir en grupos se angustian cuando se los hace vivir en soledad, o cuando los ponen en grupos tan grandes que no pueden reconocer a los otros miembros del grupo. Así también, todos los animales encerrados sufren de intenso aburrimiento, algunos de forma tan severa que los puede conducir a la automutilación o comportamientos autodestructivos.

    3- Los animales no razonan, no entienden qué son los derechos y no siempre respetan nuestros derechos. entonces, ¿por qué deberíamos aplicar nuestros conceptos de moralidad para con ellos?
    Porque la incapacidad de un animal para entender y adherirse a nuestras normas es tan irrelevante como aquella incapacidad de un niño o una persona con una incapacidad de desarrollo. Los animales no siempre son capaces de elegir el cambio en su comportamiento, pero los seres humanos tienen la inteligencia para elegir entre un comportamiento que hiere a otros y un comportamiento que no. El hecho de que no razonen no nos da derecho a someterlos a sufrimiento.

    4- Los animales no son tan inteligentes o avanzados como los humanos, ¿no?

    Si tener una inteligencia superior no le da el derecho a un humano de maltratar a otro humano para su beneficio, ¿por qué los humanos deberían tener el derecho de maltratar a seres que no son humanos? Algunos animales son indudablemente más inteligentes, creativos, conscientes, comunicativos y capaces de usar el lenguaje que ciertos humanos, como es el caso del chimpancé comparado con un niño o una persona con una seria incapacidad de desarrollo. ¿Deberían los animales más inteligentes tener más derechos que los humanos menos inteligentes?

    5-Si los animales matan a otros animales para comerlos, entonces ¿por qué nosotros no deberíamos hacerlo?

    La mayoría de los animales que matan para comer no podrían sobrevivir si no lo hicieran. Ése no es nuestro caso. Nosotros estamos mejor sin comer carne. Muchos otros animales son vegetarianos, incluyendo algunos de nuestros más cercanos parientes primates. ¿Por qué no nos fijamos en ellos como ejemplo, en lugar de mirar a los carnívoros?

    6-Si todas las formas de explotación de animales estuvieran mal, serían ilegales, ¿no es cierto?

    Legalidad no es garantía de moralidad. Quién tiene y quién no tiene derechos legales es determinado simplemente por la opinión de los legisladores actuales. La ley cambia cuando la opinión pública o las motivaciones políticas cambian, pero la ética no es tan arbitraria. Considere algunas de las otras cosas que en algún momento han sido legales, por ejemplo, la esclavitud humana y la opresión de la mujer.

    7-Si todo el mundo optara por los vegetales y granos, ¿habría suficiente para comer?

    Los animales consumen tanta cantidad de granos para engordarlos y luego morir en los mataderos que, si todos nos volviésemos vegetarianos, podríamos producir suficiente comida para alimentar al mundo entero. En Estados Unidos, por ejemplo, más del 80 por ciento del maíz y más del 95 por ciento de la avena que se cultivan son destinados al alimento de animales. Sólo el ganado del mundo consume una cantidad de comida equivalente a las necesidades calóricas de 8.700 millones de personas, es decir más que la población total sobre la tierra.

    8-¿Acaso las condiciones en las granjas industriales o en las granjas de pieles no son peores que la de su hábitat natural, donde los animales mueren de hambre, enfermedades o depredación? Al menos en las granjas industriales los animales son alimentados

    Este argumento fue utilizado por aquellos que eran dueños de esclavos en Estados Unidos, quienes sostenían que los afroamericanos estaban mejor trabajando como esclavos en plantaciones que como hombres y mujeres libres. Lo mismo podría decirse sobre la gente en las prisiones, y eso que la prisión es considerada uno de los castigos más duros de la sociedad. Los animales en las granjas industriales sufren tanto, que es inconcebible pensar que ellos podrían estar peor en su hábitat natural. El hábitat natural no es salvaje para los animales que viven allí; ése es su hogar. Allí tienen libertad y pueden realizar sus actividades naturales. El hecho de que puedan sufrir en su hábitat natural no es una razón para asegurarse de que ellos sufran en cautiverio

    9- ¿Cómo puede justificar destinar su tiempo a los animales cuando hay tanta gente que necesita ayuda?

    Existen muchos problemas serios en el mundo que merecen nuestra atención; la crueldad hacia los animales es uno de ellos. Deberíamos tratar de aliviar el sufrimiento siempre que podamos. Ayudar a los animales no es ni más ni menos importante que ayudar a los seres humanos, ambos son importantes. El sufrimiento del animal y el del ser humano están interconectados.

    10- ¿Cuál es la diferencia entre los ‘derechos del animal’ y el ‘bienestar del animal’?

    Las teorías sobre el “bienestar del animal” aceptan que los animales tengan intereses, pero permiten que estos intereses sean canjeados en la medida en que hayan algunos beneficios para la humanidad que se crea justifican tal sacrificio. Los “derechos del animal” se refieren a que los animales, al igual que los humanos, tienen intereses que no pueden ser sacrificados o canjeados sólo porque podrían beneficiar a otros. Sin embargo, la posición de los derechos no sostiene que ellos sean absolutos; los derechos de un animal, al igual que aquellos de los humanos, deben ser limitados y los derechos pueden, desde luego, entrar en conflicto con los derechos de otros. Los “derechos del animal” indican que los animales no son nuestros para ser utilizados como comida, ropa, entretenimiento o experimentación. El bienestar del animal permite estos usos en la medida que se sigan ciertas pautas “humanitarias”.

    11- ¿Hay colesterol en los alimentos vegetarianos?

    El colesterol se encuentra sólo en los alimentos de origen animal. Los huevos y los productos lácteos sin descremar contienen colesterol. Los cereales, legumbres secas, nueces, frutas, verduras, y aceites vegetal no tienen colesterol. Nuestro cuerpo produce todo el colesterol que necesita, y es por esto que no necesitamos consumir alimentos que contengan colesterol. Los niveles altos de colesterol en la sangre se han asociado con el consumo de alimentos altos en grasas, grasa saturada y colesterol.

    12-. ¿Los vegetarianos no tienen dificultades para obtener suficiente proteínas?

    Por el contrario, el problema es la posibilidad de obtener demasiadas proteínas y no muy pocas. La mayoría de quienes comen carne obtienen aproximadamente siete veces más proteínas de las que necesitan. Casi todas las comidas contienen proteínas. Los vegetarianos pueden obtener suficientes proteínas del pan de grano integral, las papas, los frijoles, el maíz, las arvejas, los hongos o el brócoli. Salvo que usted coma una gran cantidad de comida chatarra, es casi imposible comer tantas calorías como necesitamos para tener una buena salud sin obtener suficiente proteínas. Por el contrario, una de las causas principales de la osteoporosis es el consumo de demasiadas proteínas, lo cual contribuye al mal funcionamiento de los riñones y otras enfermedades causadas por los excesos.

    13- ¿No es cierto que los humanos tienen que comer carne para mantenerse sanos?

    Tanto el Departamento de Agricultura de Estados Unidos como la Asociación Dietética de Estados Unidos han apoyado las dietas vegetarianas. Los estudios han mostrado también que los vegetarianos tienen sistemas inmunológicos más fuertes que aquellos que comen carne y que quienes comen carne tienen casi el doble de probabilidades de morir a causa de enfermedades del corazón, el 60 por ciento tiene más probabilidades de morir de cáncer y un 30 por ciento tiene más probabilidades de morir por otras enfermedades. El consumo de carne y productos lácteos ha sido definitivamente ligado a la diabetes, la artritis, la osteoporosis, las arterias bloqueadas, la obesidad, el asma y la impotencia.

    14-¿No es natural comer carne? ¿No se ha comido por miles de años? ¿No están nuestros cuerpos hechos para comer carne?

    En realidad, los cuerpos humanos se adaptan mejor a la dieta vegetariana. Los animales carnívoros tienen dientes largos y curvos, garras y un tracto digestivo corto. Los seres humanos tienen uñas achatadas y flexibles y los llamados dientes “caninos” son minúsculos comparados con aquellos de los carnívoros, y aun comparados con primates vegetarianos como los gorilas y los orangutanes. Nuestros pequeños dientes caninos están mejor preparados para masticar frutas que para morder a través de la piel. Nosotros tenemos molares chatos y un largo tracto digestivo preparado para una dieta a base de vegetales, frutas y granos. Comer carne es peligroso para nuestra salud; contribuye a enfermedades del corazón, cáncer y muchos otros problemas de salud.

    15-¿Qué derechos deberían tener los animales?

    Los animales tienen derecho a la igualdad en la consideración de sus intereses. Por ejemplo, un perro seguramente tiene interés de que no se le inflija dolor innecesariamente. Nosotros, por lo tanto, estamos obligados a considerar ese interés y respetar el derecho del perro de que no se le cause dolor innecesariamente. Sin embargo, los animales no siempre tienen los mismos derechos que los humanos porque sus intereses no son siempre los mismos que los nuestros y porque algunos derechos serían irrelevantes para la vida de un animal. Por ejemplo, un perro no tiene interés en votar, por lo cual no tiene derecho al voto, ya que tal derecho tendría tan poco sentido para el perro como para un niño.

    16-¿Qué pasa con las plantas?

    En la actualidad, no hay razón alguna para creer que las plantas sienten dolor, ya que carecen de sistema nervioso central, extremidades nerviosas y cerebro. Se teoriza que la razón principal por la cual los animales tienen la habilidad de experimentar dolor es como forma de defensa propia. Si usted toca algo que le duele y que lo podría lastimar, aprenderá del dolor que ello produce para dejarlo en paz en el futuro. Ya que las plantas no se pueden movilizar y no tienen la necesidad de aprender a evitar ciertas cosas, esta sensación sería superflua. Desde el punto de vista psicológico, las plantas, son completamente diferentes de los mamíferos. A diferencia de las partes del cuerpo del animal, muchas plantas perennes, frutas y vegetales pueden ser cosechadas una y otra vez sin resultar en la muerte de la planta o árbol. Si uno está preocupado por el impacto de la agricultura vegetal sobre el medio ambiente, una dieta vegetariana sigue siendo preferible en vez de una a base de carnes, porque la mayor parte de los granos y legumbres criados hoy en día son utilizados como alimento para el ganado. Al comer vegetales directamente en lugar de comer animales como las vacas que deben consumir 16 kilos de vegetación para convertirlos en un kilo de carne, uno está salvando muchas más vidas de plantas (y destrozando menos tierra).

    17- ¿Qué sentido tiene evitar el sufrimiento de los animales si es prácticamente imposible no usar productos derivados del animal, lo que implica causarles dolor sin que uno se dé cuenta?

    Es imposible vivir la vida sin causar algún daño; todos nosotros nos hemos parado accidentalmente sobre hormigas o hemos aspirado mosquitos, pero eso no significa que nosotros debamos causar intencionalmente un daño innecesario. Sólo porque usted podría golpear a alguien accidentalmente con su auto no es razón para atropellar a alguien a propósito.

    …………………………………………………………….

    Vegetarianismo:
    ¿Una opción personal
    o un principio de justicia?

    Cada un@ hace lo que le da la gana… o quizá no.

    Muchas veces se presenta al vegetarianismo como una opción personal que podemos elegir o no. ¿Es justa esta opinión? Vamos a verlo.

    En principio, dentro de la variedad de alimentos que hay, cada un@ puede comer lo que le de la gana. Y en general un@ puede hacer lo que le de la gana. Sin embargo esa libertad tiene, para todas las personas responsables de sus actos, un límite. Ese límite es la dignidad de l@s demás. Yo puedo actuar como me plazca siempre que no cause ningún daño injusto. Puedo lanzar todas las piedras al aire que quiera y cuando quiera, si eso me resulta divertido. Pero si te lanzo adrede una piedra a la cabeza, ya estoy actuando fuera de los límites que marca el respeto que mereces.

    De igual modo, puedes comer aquellos alimentos que quieras, siempre que dicha elección no conlleve sufrimiento y/o muertes injustas. Comprar productos no vegetarianos causa esos males a los animales, por ello, hacernos vegetarian@s es nuestra obligación, y no sólo una opción personal. Esto es así, porque nuestra libertad se ve limitada por el respeto que merecen las vidas de los demás animales.

    Discriminación moral por pertenencia a una especie.

    Creo que podemos estar tod@s de acuerdo en que nuestra libertad está limitada por el mal que podamos causar a otr@s. Pero el problema empieza cuando se dice que dentro de “es@s otr@s” a quienes respetar también están vacas, cerdos, pollos, atunes, etc. Realmente no parece importante que pierdan su vida y libertad. “Son sólo animales ¿por qué habríamos de preocuparnos?”. Creo que esto es lo que la mayoría opina. De hecho, el principal problema de los animales no es otro que esa forma de pensar. L@s human@s creen que sólo los que pertenecemos a nuestra especie merecemos respeto, mientras que los demás animales están ahí para que les utilicemos. La mayoría piensa que matar a un humano está mal, pero que matar a alguien que no sea humano no es en verdad nada preocupante.

    Esta mentalidad ha sido denominada “especismo”. El especismo es una discriminación análoga al sexismo o al racismo, que consiste en la opinión de que podemos dar un trato injusto a los individuos por pertenecer a una u otra especie. (¿Qué es el especismo?)

    Desde pequeñ@s nos enseñan a considerar a los animales como inferiores, como cosas a nuestra disposición, como esclavos a los que poder utilizar. Se nos alimenta de sus cadáveres y se nos acostumbra a verlos en el zoo enjaulados, en el circo esclavizados realizando trucos ridículos y humillantes. Así, los animales han sido para nosotr@s desde siempre, comida y entretenimiento y nunca individuos a los que respetar.

    Al mismo tiempo nos bombardean con mensajes sobre lo importante que es el respeto a l@s human@s, aprendemos a usar una palabra como “humanidad”, que al pronunciarla parece ser acompañada por música celestial. Se nos enseña que discriminar está mal y que ser hombre o mujer, tener un color de piel u otro, ser más o menos “inteligente”, no son cosas importantes, que frente a las diferencias los humanos merecemos un mismo respeto.

    Este mensaje está incompleto. Es cierto que el sexo, el color de piel, o el grado o tipo de inteligencia no es relevante cuando hablamos del respeto a la vida, a la libertad o al sufrimiento de l@s demás, pero también es cierto que la especie a la que se pertenezca tampoco. Lo único importante para respetar estos intereses básicos es la capacidad para sentir (disfrutar de la vida, sufrir, etc.). Y esta capacidad la compartimos todos los animales, humanos y no humanos.

    Conclusión.

    Por todo ello, si a nadie se le ocurre decir “yo golpeo a las mujeres y a los negros, pero te respeto, respétame tu a mi también” ¿por qué aceptamos que alguien diga “yo soy el responsable del sufrimiento y la muerte de los animales, pero respeto que seas vegetarian@, respétame tú a mi también.”?

    El respeto lo merecen los individuos, no las opiniones ni las acciones, pues estas pueden ser justas o injustas. Podemos respetar a alguien y decirle al mismo tiempo y a las claras que sus ideas son erróneas o sus actitudes moralmente reprobables.

    No quiero decir con esto que hagamos sentir mal a las personas que no son vegetarianas y que las culpabilicemos por su dieta. (Nadie es culpable de la educación que ha recibido y seguramente un trato acusador sólo producirá rechazo a lo que les contamos y reafirmará sus costumbres impidiendo que comprendan qué hay de malo en discriminar a los animales. Hemos de considerar que el especismo y el consumo de productos animales es algo que se nos inculca sin preguntarnos antes y que las personas merecen que se les explique por qué está mal lo que hacen.). Pero lo que sí quiero afirmar es que defendamos el vegetarianismo como un principio de justicia y no como una simple moda, pues la vida de los animales está en juego y es nuestra responsabilidad hacer que las cosas cambien educándonos y educando a l@s demás.

  12. Noel
    enero 10, 2008 a las 10:42 pm

    Valentina me pareces una tarada sinceramente, si supieses un poquito te darias cuenta que es solo la cadena alimenticia y de vida no se mata por matar, somos animales al igual que los demas, vos le vas a ir a cuestinar a un tigre porque se come de un animal mas chico? no y bueno es lo mismo, y de ultima si vos queres ser lo que quieras ser esta bien por vos pero no tenes que andar impartiendo conocimientos a nadie. y segundo si queres informar a la gente empeza por escribir bien!

  1. octubre 10, 2014 a las 8:14 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: