Inicio > CronicaS > No sabemos como se llama la cena de año nuevo

No sabemos como se llama la cena de año nuevo

La cosa es asi, decidimos hace solo dos semanas, casi tres, venir a pasar esta semana a Japon, y en el camino nos enteramos que es un temporada mas bien tirando a dificil para conseguir hotel. Quisimos quedarnos en un ryokan, pero o bien estaban ya todos reservados o nos cobraban por noche lo que nos cuesta un mes de alquiler.  Consegui un hotel en Tokyo para la noche del 31, en un barrio llamado Kamata.

Hoy llegamos a Kamata, desde Kyoto, y descubrimos, no sin cierta diversion, que vendria a ser algo asi como el Liniers de Tokyo. 

El hotel esta bien, aunque nos preguntamos como hicieron para meter la cama dentro del cuarto, al que no le sobra espacio mas que para entrar y salir del mismo.  Ya de noche (a las cinco y media ya anochece, es invierno y con chorrilleros en cada cuadra), salimos a dar una vuelta y comprobamos lo que ya sospechabamos al llegar al hotel: fuera de ir a los puticlubes de los alrededores (el logo del Club Ferrari no tiene precio) no hay nada para hacer en Kamata.  Con Benjamin en cochecito, los taxis ofreciendo una bajada de bandera de aproximadamente 20 dolares y el tren que no funciona durante la noche, la perspectiva, como la noche,  se ensombrecia.  Pero nada iba a estropear nuestra noche de año nuevo en Tokyo, asi que entramos en un supermercado, compramos un cava, un juguito para Benja,  y empezamos a buscar un lugar para nuestra ultima cena en el 2008. Tras dar una corta (cortisima) vuelta por la oferta del lugar, encontramos una callecita oscura, donde habia un local que ofrecia alimentos, pero lamentablemente solo lo hacia en japones. Le dije a Odra “Te animas?”. “Me animo”, me contesto, y entramos. Del local no hay fotos porque, primero no teniamos la camara, y segundo, aunque la hubieramos llevado me habria dado mucha verguenza sacar fotos ahi. Solo habia 3 mesas, y una barra desde donde el cocinero, una de las dos personas que manejaban el lugar, servia los platos.  Al entrar, por supuesto, nos sacamos los zapatos y entramos en la mesa. En la mesa de atras nuestro habia cuatro señores (grandes) que le hacian caras y jugaban con Benjamin de mesa a mesa.  Nos atiende una chica que con japonesisima amabilidad nos explica un monton de cosas que no entendemos. Le explicamos que basicamente fuera de koniji wa, arigato y sumamise, nuestro japones es nulo, pero no nos entiende con una sonrisa.  Luego del mas amable desconcierto que haya visto en mi vida, alguien dijo la palabra magica “soba” y la cosa se encamino. Logramos explicarle que nos trajera, ademas, lo que el cocinero quisiera, que lo ibamos a comer con gusto. Al rato llego nuestro bowl de soba con tempura de langostino que el cocinero hizo fuera de menu para nosotros, e inmediatamente despues, una tira de salmon salado CREO que frito. El soba estaba oishii (delicioso) y se lo hicimos saber al cocinero que nos miraba desde su cocina, pero el salmon frito estaba TAN bueno que le tuvimos que pedir otro mas, a pesar de que estabamos mas que llenos. La piel estaba crocantisima, con la sal, claro, separada de la carne por efecto de la coccion, y la carne perfecta, seca por fuera y llena de jugo una vez que la trozabas.  Cuando los señores de la mesa de atras se fueron, lo hicimos nosotros tambien y tanto la moza como el cocinero nos acompañaron hasta la puerta para agradecernos (arigato gozamaizu) y saludarnos (sayonara) y nos fuimos muy, pero tan contentos de haber encontrado otro lugar que nos haya gustado tanto. 

Categorías:CronicaS
  1. diciembre 31, 2008 a las 5:26 pm

    Todo esto prueba que las cosas con menos premeditación, son las que mejor salen!

    Feliz 2009 para los 3 -en especial para el simpático que juega con los señores de las otras mesas- desde el 2008🙂

  2. diciembre 31, 2008 a las 5:35 pm

    El año que viene: tres estrellas Michelín para el “establecimiento”

    Feliz año nuevo! (acá aun no llegó)
    Que lo pasen muy bien.

  3. celeste
    diciembre 31, 2008 a las 10:36 pm

    Aparte de la comida que se lee maravillosa, estaba EL FRIO, que se les ve con deleite en la cara.
    Buen comienzo de anio, y que siga asi…

  4. Agustina
    enero 1, 2009 a las 10:15 pm

    Que rico!! bueno, sigan disfrutando que seguro van a haber muchas comidas mas asi. A mi una vez me trajeron unos jakitoris que no sabia de que eran, muchos muy ricos pero uno termino siendo de piel de pollo (pero no crocantita sino como hervida) un asco!

  5. Juan Agustin
    enero 2, 2009 a las 2:34 pm

    Que mejor manera de empezar el año que paseando . Y como dice el la sabiduria popular, los mejores lugares para comer bien y barato es donde comen los parroquianos del lugar. Muy feliz 2009 para los tres.

  6. Angie
    enero 2, 2009 a las 3:02 pm

    Feliz año!!!! Que divertido el viaje que se pegaron… nosotros pasamos navidad por Neuquen, con unos amigos de alla… no es Tokyo… pero muy lindo…

  7. Murphy
    enero 2, 2009 a las 9:00 pm

    Sin mapas en cuando se encuentran los mejores territorios.
    Agua en la boca al leer el Salmón, salmón… Agua.

    Besos a los 3

  8. bibi
    enero 10, 2009 a las 12:21 am

    el que no arriesga no gana…

    (era para aparecer aca pero se corrio alla)

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: